Quiero esa casa

He de reconocerlo, las casas grandes ¡me vuelven loca! Me crié en una y espero poder tener la mía propia algún día. Mientras tanto, me deleito buscando casas maravillosas, reconvertidas, restauradas, perdidas…
Espero que disfrutes tanto como yo con esta selección de casas singulares que no podrás olvidar…