L’Usuella, cocina de autor escondida en el Somontano

Posted on 4 min de lectura

Nadie diría que escondida en la plaza de un pequeño pueblo del Somontano se encuentra L’Usuella, un tesoro gastronómico que bién podría llegar a ser una nueva Estrella Michelín de Aragón. ¿Quieres conocerla?

L'Usuella, cocina de autor en el Somontano

Los secretos del Somontano, además del vino

Hace unas semanas nos acercamos a Barbastro a conocer las preciosas bodegas de Viñas del Vero (aquí tenéis la escapa, os la recomiendo), y al final de la visita preguntamos dónde podíamos comer por la zona. Muy amable, el responsable de la tienda nos dijo:

«Hay un local modesto pero muy singular en Salas Bajas, un pueblo de aquí al lado. Se llama L’Usuella. El cocinero es un tipo peculiar. Si sois atrevidos, os gustará.

Y por supuesto que nos gustó, es más, nos maravilló. ¡Toda una sorpresa para los sentidos!

L’Usuella es toda una caja de sorpresas

Lo primero que te sorprende es la ubicación. Está en la plaza principal de Salas Bajas, un coqueto pueblo que no llega ni a 200 habitantes. Cuesta reconocer el local porque por fuera parece bastante convencional, pero al entrar, la decoración te llama la atención: una mezcla de estilo escandinavo y minimalista con toques industriales. Las lámparas hechas con cubos me robaron el corazón.

En la barra, el escaparate de cervezas artesanas de Bachiella, hechas en el Somontano, y la ración de aceitunas arbequinas de la zona, ya te va indicando que lo que se sirve aquí no es cualquier cosa.

L'Usuella, cocina de autor en el Somontano

Las sorpresas continúan cuando Nuria, nos acomoda en una mesa y nos explica que L’Usuella sólo tiene menú degustación, un menú que va cambiando cada día en función del género y de la creatividad del chef. La cosa mejora por momentos con forme empiezan a salir los platos. Una lista interminable de exquisiteces que bien podrían merecer una estrella michelín. Pero la mayor sorpresa de todas llega con la cuenta, porque ¡el precio del menú fueron 25€! Y ahora cuando os explique en qué consistió vais a entenderme.

 

Menú de contrastes: productos de la tierra con un toque asiático

El menú de L’Usuella abre boca con unas zamburiñas con ponzu de mandarina y shichimi togarashi. El pan está impresionante, recién hecho, crujiente por fuera y esponjoso pero terso por dentro. Una tentación mientras esperas al siguiente plato…

Seguimos con dos entrantes que nos dejaron sin habla. Un tataki de atún rojo con salsa burakku, lactonesa, huevas de trucha, albahanca y crostones de masa madre. Y unos calamares rebozados en su tinta con salsa siracha, mayonesa oriental y ralladura de lima. Ambos platos llenos de contrastes en texturas y sabores.

Seguimos con una ensalada Made in Aragón, pero no cualquier ensalada. Unos cogollos con pimientos rojos confitados, requesón de Radiquero, cecina de vacuno, vinagreta de vino, nueces e higos. ¡Sensacional!

Llegan los dos platos fuertes. Arroz salteado de chipirón y salsa de ostras, que dicho así no parece gran cosa, pero os puedo asegurar que fue ¡sublime! No probaba un arroz de chipirones con tanto sabor en mucho tiempo. Y por último, un guiso de pollo de corral con salsa hoisin y parmentier, un equilibrio de sabores que estaba literalmente para chuparte los dedos.

El estilo propio de Jorge Zanuy

El responsable de L’Usuella es Jorge Zanuy, uno de los cocineros revelación de Aragón y todo un personaje. Auténtico y cercano, no tuvo ningún reparo en salir a presentar algunos de los platos y sobre todo a preguntar si todo estaba a nuestro gusto. Tirándole un poco de la lengua, nos contó que después de pasar por grandes restaurantes, y de madurar su cocina, quiso apostar por su propio proyecto. Un lugar donde poder desarrollar toda su creatividad y apostar por una oferta diferente en su propia tierra.

Jorge Zanuy, el cociner revelación de Aragón
© Foto de Olgacarrera.com

Él lo tiene claro, quiere ser feliz con lo que hace y hacer felices a los demás con su cocina. Una propuesta que fusiona la cocina tradicional con la de vanguardia, destacando siempre los productos de la tierra, y añadiéndole un toque asiático como huella personal. Esperemos que dentro de poco L’Usuella sea un secreto a voces, ¡Jorge y su equipo se lo merecen! Mientras tanto aprovechad e id a probadlo, porque estoy segura de que dentro de un tiempo habrá que hacer lista de espera.

L’USUELLA
Calle Iglesia, 2, 22314 Salas Bajas, Huesca Cómo llegar
Lu-Ma 12:30-17:00 / Jue-Do 12:30-17:00, 20:00-23:00
Miércoles cerrado
974 30 01 95
Facebook | Instagram

 

ads
signature

Suscríbete a la newsletter

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No Comments Yet.

Previous
Las Fiestas de Tauste. Cultura y Tradición
L’Usuella, cocina de autor escondida en el Somontano