Risotto de espárragos trigueros

Estamos en plena época de espárragos trigueros, esos pequeños verdes y sabrosos. Con ellos puedes hacer un sin fin de platos, aunque mis favoritos son el revuelto con gambas y el risotto. Hoy me apetece un poco de arroz, sano y saciante, ya que el espárrago contiene muy pocas calorías. ¡Manos a la obra!

 

INGREDIENTES

para 4 personas

  • 250 g de arroz Brazal (la variedad Maratelli va perecta para este plato)
  • 750 ml de caldo de verdura o de pollo
  • 1 cebolla de Fuentes
  • 2 manojos de espárragos trigueros
  • sal
  • ½ vasito de vino blanco D.O. Somontano
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • queso parmesano
  • aceite de oliva
  • pimienta

 

ELABORACIÓN

  1. Limpiamos los espárragos, retirando la parte fibrosa, los lavamos y escaldamos unos segundos en agua con sal. Acto seguido, ponemos el caldo a hervir.
  2. Pelamos la cebolla y el ajo, y los picamos muy finos. Calentamos 1 cucharada de aceite en una sartén grande; cuando esté caliente, añadimos la cebolla y el ajo picados, y los sofreimos hasta que la cebolla quede trasparente.
  3. Añadimos el arroz directamente, sin caldo, y lo tostamos 1 minuto, sin dejar de remover con una cuchara de madera. Salpimentamos y añadimos el vino. Lo dejamos evaporar, después añadimos un cacito de caldo hirviendo, y removemos lentamente hasta que el arroz lo absorva. Repetimos la operación poco a poco hasta que hayamos añadido todo el caldo. Esto suele tardar como unos 15 minutos.
  4. Troceamos los espárragos reservando unas puntas para luego. Añadirmos los espárragos al arroz pasados 7 minutos de cocción (ya que el espárrago tarda mucho menos en cocerse).
  5. Salteamos las puntas de los espárragos (que hemos reservado) durante 2 minutos en una plancha engrasada con unas gotas de aceite, hasta que se doren.
  6. Emplatamos el risotto repartiendo una buena cantidad en cada plato y los servimos decorado con los espárragos salteados, unas lascas de queso parmesano y unos brotes germinados de perejil.

Receta-Chic-risotto-de-esparragos-trigueros

¿A que tiene una pinta riquísima? Un plato fácil, sano y resultón para deleitarte tú mismo o lucirte en compañía. ¿Conocéis alguna variante? ¿O algún truco especial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =