Baobab, verduras sin complejos

Si un amigo muy tradicional, de los que cada domingo come asado de cordero en casa de mamá, te dice: “Conozco un vegetariano buenísimo, ¡tienes que ir!”, descuelga el teléfono en ese instante y haz una reserva, porque el sitio merece la pena. Y es que en Zaragoza, cuna del Ternasco de Aragón (cordero en aragonés), hay un lugar en que las verduras son las reinas del menú, y nada tienen que envidiar al resto de alimentos. ¡Bienvenidos al Baobab!

Información

Calle Arzobispo Apaolaza, 10. Zaragoza
976 359 011
Web: restaurantebaobab.com
Blog: restaurantebaobab.com/inspira
Precio: $$$$$

Horario
Mediodías: de lunes a domingo de 13:00 h. a 16:00 h.
Cenas: de Martes a Sábado de 21:00 h. a 23:30 h.

Baobab cartel entrada Baobab entrada

Todo comienza con una caravana en el Pirineo. Sí, sí, no me he vuelto loca. Hace 10 años, Manu y su mujer, vegetarianos de convicción y hosteleros de profesión, deciden montar un puesto de comida vegetariana ambulante en el festival Pirineos Sur de Lanuza. Que conste, que hace 10 años ya se llevaba el street food en Aragón jeje ;).  Tiene tanto éxito que se plantean ponerse el mundo por montera y recorrer los festivales de España con su caravana. Pero con dos pequeños a su cargo, no era la mejor opción. Así que deciden montar un pequeño restaurante vegetariano en Zaragoza, cerca de la universidad, de la cultura y de las mentes abiertas. Porque hace 10 años, decir que sólo comías verdura era mucho más duro y triste que ahora.

 -¿Carne o pescado?
-No gracias, soy vegetariano.
-Otro de esos raritos que solo come lechuga, qué lástima…

Pero no sólo querían montar un restaurante, sino que su ambición llegaba a quitarle al concepto “vegetariano” todos esos prejuicios de régimen, tristeza, apatía… No hablan de concienciar a nadie, tan sólo de descubrirle a la gente que las verduras pueden ser igual de atractivas e incluso transgresoras. Su filosofía se basa en sentirse bien comiendo y transmitir esa buena energía e ilusión por hacer las cosas de una manera distinta.

Ambos venían de trabajar varios años en el Restaurante Paradis, uno de los primeros vegetarianos de Lleida fundado en 1979 por Teresa Carles. Por eso Manu dice que vienen de la escuela de Teresa.  Con todo ese buen saber, el pequeño restaurante fue ganando clientela, hasta que hace 5 años se les quedó pequeño el local. Ese fue el momento de la segunda revolución. Nuevo local y nueva imagen. Un nuevo Baobab más moderno, espacioso, minimalista y colorista, que pudiera ofrecer una experiencia mejorada, a nivel gastronómico y ambiental. ¡Y voilà!

baobab-vegetariano-zaragoza-3 baobab-vegetariano-zaragoza-18baobab-vegetariano-zaragoza-2 baobab-vegetariano-zaragoza-5 baobab-vegetariano-zaragoza-21 baobab-vegetariano-zaragoza-22

El contenido del cartel del baño ¡se decide por votación popular de la clientela!
Cartel del baño. Baobab
baobab-vegetariano-zaragoza-20 baobab-vegetariano-zaragoza-23

Un local cuidado hasta el mínimo detalle: jarrones, cuadros, la carta… todo en armonía. ¡Hasta para pedir la cuenta!

baobab-vegetariano-zaragoza-9 baobab-vegetariano-zaragoza-11 baobab-vegetariano-zaragoza-10 baobab-vegetariano-zaragoza-33 baobab-vegetariano-zaragoza-36

Pero por supuesto, lo mejor no es el espacio, sino la comida. Todos los platos son 100% elaborados en la propia cocina, incluso el pan. Platos originales con productos de temporada y de cercanía como no podía ser menos. Ahora mismo, en la carta de invierno os recomiendo:

baobab-vegetariano-zaragoza-25
Corazones de alcachofas
rellenos de boletus y cebolla caramelizada con huevo poche de codorniz y aceite de trufa. ¡Una delicia!

Champiñones al queso. Baobab Ensalada cítrica. Baobab
Champiñones al queso
, asados con ajo y perejil, rellenos de queso Provolone y nueces. Ensalada Cítrica,  con naranja, pomelo, naranja sanguina, hinojo, rúcula, cebolla roja, nueces, mango y vinagreta de tamarindo. Atrevida y refrescante… ¡me encantó!

Hamburguesa de boniato. Baobab Hamburguesa de boniato. Baobab Salsa de la hamburguesa de boniato. Baobab
Mini hamburguesas de mijo y boniato
, con champiñones asados, rúcula y mahonesa de mango en pan casero de centeno y pasas. Deliciosas y contundentes.

ChiLiKiwiKe. Baobab Leche no frita. Baobab
Y no os olvidéis del postre, hay que probar la ChiLiKiwiKe o la Leche No frita de coco y almendras acompañada de peras asadas y helado casero de arroz con leche. ¡Mmm divina!

Cuentan también con una buena carta cervezas artesanas y por supuesto de vinos, con denominaciones de origen de Aragón, Rioja y algún Verdejo. Tengo que reconocer que suelo ser fiel a los vinos de Aragón, pero en el Baobab cometo infidelidad con el Verdejo Frizz, un blanco de aguja D.O. Toro, muy refrescante y con un toque afrutado al final. ¡Me vuelve loca!

Verdejo Frizz 5.5. Baobab

Y si queréis disfrutar del sitio con traquilidad, os recomiendo ir entre semana. Además preparan el “menú del hoy“, que es una maravilla: una combinación estudiada de los platos de la carta por 13,30€ o 8,50€ que cambia cada semana. ¿ Y la mejor mesa para tomarlo? Pide la nº 24, la que está al lado de la ventana y desde la que se divisa todo el restaurante y la calle al mismo tiempo (recomendación del chef).

baobab-vegetariano-zaragoza-8 baobab-vegetariano-zaragoza-4 Menu corto Baobab menu largo Baobab

Pero no hay que olvidar que todo esto es posible gracias a un equipo humano estupendo. Manu reconoce que está orgulloso  de su personal, tanto en cocina como en sala. Profesionales y entusiastas de la filosofía Baobab, por eso mismo en el blog del restaurante tienen una sección dedicada. “Lo cotidiano” es la sección donde van entrevistando al equipo y contando las historias que hay detrás de cada uno. ¡Algo que dice mucho de este sitio! y que deberían tomar como ejemplo muchos otros.

Equipo Baobab

En la foto de izquierda a derecha: Vanesa Ribera, Manuel Rodrigo, Lady Alexandra Espinosa, David Romeo.

 

post-data-la-maleta-extraviada ¿Qué será lo próximo en el Baobab? Manu nos cuenta a petit comité que lleva idea de montar una barra en la entrada,  más rápida e informal, con tapas 100% vegetarianas donde desplegar toda su originalidad. Como dice él: “a mí que me dejen ser artista”. Y todavía le queda la espina clavada del street food, así que quién sabe, igual dentro de poco vemos una Baobab Caravan por las calles de Zaragoza.

 

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 12 =