El templo del chocolate

choco9

Un regalito para la vista el gusto que he encontrado gracias a los amigos de Yorokobu!!! Aquí os dejo la reseña:

La excelencia es un espacio donde no cabe el más mínimo descuido. Era en ese lugar donde la compañía Chocolate Research Facility quería estar cuando fundó Ch’C’Late Research Facility en Singapur hace tres años.

Empezaron por el chocolate. Más de 100 sabores distintos o, en sus palabras, una colección de más de 100 gustos bajo un mismo tejado. La idea era, según explican en su web, “crear chocolates para amantes y apasionados del chocolate”.

Primer ingrediente: innovación. Comenzaron a mezclar sabores para estirar la colección lo más posible. Tanto que aseguran en su site que, con tanto probar nuevas recetas, sus pantalones han aumentado algunas tallas. Segunda sustancia: sentido del humor.

Aseguran que Chocolate Research Facility es una forma totalmente nueva de mirar el chocolate. “Es crear un envoltorio que parece una pastilla de jabón, podrían decir algunos; diseñar interiores similares a un laboratorio de investigación; crear combinaciones de sabores que nunca nadie pudiera imaginar tan excelentes y hacer que lo imposible parezca posible”. Tercer componente: filosofía.

Luego montaron la tienda. Todo, en su imagen, mantiene una coherencia. La identidad corporativa, el establecimiento, las cajas de chocolate… Cuarto ingrediente: diseño exquisito.

Vino después la tienda abierta 24 horas en todo el mundo: su web. Diseñada porAsylum, sigue las mismas coordenadas de todo lo demás. Buen diseño, información clara y juego. La web se va derritiendo y por su home chorrean distintos tipos de chocolate. Quinto elemento: comunicación.

Y, por último, añadieron una visión mercantil para aumentar la rentabilidad del negocio: merchandising. Tazas, camisetas… Más ingresos y, a la vez, más publicidad para esta chocolatería de colecciones dedicadas al negro, al blanco, a las mezclas y las series de té, café, frutas, doble de fruta, alcohol, frutos secos, sabores exóticos y clásicos.

 

Vía: Yorokobu

Written By

LA QUE PERDIÓ LA MALETA Nacida en Zaragoza, dedicó su infancia a montarse mundos fantásticos con cajas de cartón y viajar por ellos. Iba para arquitecta pero la publicidad la atrapó. Habla por los codos y lo observa todo al milímetro. Curiosa por naturaleza no le da miedo “casi nada”, y en un plis plas hace la maleta y se marcha a descubrir nuevas aventuras… quizá por eso ha ido dando saltos de un sitio a otro: De Zaragoza a Pamplona (donde estudio Publicidad y RRPP en la Universidad de Navarra y donde confirmó que el diseño era lo suyo), de Pamplona a Madrid(Universal McCann y sus creativos), de Madrid a Barcelona (un master de Dirección de Arte y derecha al departamento creativo de una firma de alta cosmética, donde descubrió otra de sus pasiones: el mundo del lujo), y de Barcelona de vuelta a su querida ciudad natal, Zaragoza. Ciudad que espera revolucionar en poco tiempo. Para cualquier sugerencia, duda o interés, podéis contactar con ella en: lamaletaextraviada@gmail.com

1 Comment

  • Qué bueno! Realmente se inventan cada cosa más preciosa sobre tiendas de chocolate! Aunque nos queda un poco lejos a nosotros/as, nos tendremos que conformar con comprar chocolate Nestlé, que bueno está también :) Y ahora que tienen la página de Díselo con Chocolate aún más :)
    Miriam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *